Entre el 21 y el 23 de noviembre de 1985, un grupo de docentes y especialistas de literatura italiana en Argentina se reunieron durante unas jornadas convocadas por los italianistas Jorge Piris, Enrico Cardini, Beatriz Faillace y Alicia Sisca en la Universidad del Salvador y con el auspicio del Instituto Italiano de Cultura de Buenos Aires.

Durante esos días se dio acto fundacional a una asociación que sirviera de nexo entre individuos, grupos y unidades académicas y donde estos estudios tuvieran desarrollos y generaran interés. De este modo, con mucho entusiasmo, se decidió dar nacimiento a una asociación que durante los primeros años se llamará ADILI (Asociación de Docentes e Investigadores de Literatura Italiana) y ADILLI (Asociación de Docentes e Investigadores de Lengua y Literatura Italiana) a partir de la obtención de la personería Jurídica. Es por ello que a propuesta de la Dra Blanco de García, se incorpora la problemática inherente a la lengua y su didáctica en las jornadas realizadas en Córdoba en 1991. Por otra parte, siempre se mantuvo la posibilidad de incluir estudios de más amplio respiro en relación con la cultura, la traducción y, desde una perspectiva comparada, con la lengua española y autores pertenecientes a la cultura argentina e hispanoamericana y la problemática de la traducción.

El entusiasmo generado puede ser corroborado por las cifras que dan cuenta de la cantidad de socios que a un año de fundada engrosado notablemente el número inicial de matriculados: 23. A fines de 1986 la asociación contaba en Capital Federal con 18 socios y en Provincia de Buenos Aires con 5; en Salta, 9; en Córdoba, 1; en Tucumán, 7; en La Pampa, 1; en Santa Fe, 6; en Misiones, 2; en Río Negro, 1 y en Mendoza, 3, habiéndose duplicado con creces el número inicial al llegarse a 53 socios. Años después el número siguió incrementándose llegando a contar, gracias a la inclusión de jóvenes en formación, una cifra cercana a los 200.

Con la realización ininterrumpida de encuentros anuales en numerosos centros del país y en el Uruguay, se pudo garantizar una presencia sostenida y vital, la interacción y el enriquecimiento mutuo entre grupos y ámbitos académicos afines, tanto del país como de Italia y el extranjero, así como la realización de acciones y proyectos mancomunados en el vasto territorio nacional.

El texto completo se puede leer en: Crolla, Adriana (2015) “La Italianística en Argentina (1985-2015). Anotaciones para el homenaje de los treinta años de ADILLI” en (Artucio, G. – Pilan, M.  Comp.)  ADILLI – Asociación de Docentes e Investigadores de Lengua y Literatura Italianas. Edición  30ª Aniversario, Imprenta Italia: Paraná. pp.220-257.

Anuncios